• instagram
  • twitter
  • facebook
WS

Foto Review Knotfest Chile 2022

Escrito por Esther Gajardo Carrión / Fotos Slipknot por @el.eme / Fotos WS por @godoyphotoshoot

La primera versión del Festival Knotfest Chile se desarrolló en el Estadio Monumental de Santiago el domingo 11 de diciembre de 2022 con todas sus entradas vendidas.

Con bandas como Slipknot, Judas Priest, Sepultura y Pantera, la acalorada jornada no estuvo ajena de problemas logísticos de producción, dejando fuera sin poder tocar a las bandas nacionales Rama y Weichafe a último momento de subir al escenario, con un escaso abastecimiento de agua, accesos atochados de personas, baños que no daban abasto, largas filas para poder comer algo y con un calor infernal; el público que asistió al festival aguantó y logró pese a todo disfrutar del rock y el metal de sus bandas favoritas llenando ambos escenarios.

Vended los «regalones» del festival.

Los encargados de «abrir» el festival en el Knot Stage fueron la joven banda estadounidense Vended, encabezada por Griffin Taylor (voz e hijo de Corey Taylor) y Simon Crahan (batería e hijo de Shawn Clown Crahan) parientes directos de Slipknot, los oriundos de Iowa nos mostraron una potente presentación con temas como «Overall» y «Asylum» para dar paso por fin a los primeros y únicos nacionales del festival a esas alturas por los problemas de producción ya mencionados con las bandas Rama y Weichafe.

Tenemos Explosivos, anfitriones nacionales.

La banda chilena que abrió los fuegos en el Knotfest; con mucho público esperando que partiera el show. Tenemos Explosivos aprovechó las condiciones del escenario y partió como cañón en el Circus Stage. Audiencia fiel, comprometida y cantando gran parte del repertorio que tocaron. Los únicos nacionales que estuvieron en el festival ante la sorpresiva bajada de Rama y Weichafe anunciados en los primeros horarios del festival. Distintas versiones se escuchaban sobre el asunto, al parecer un desajuste con los horarios del festival y la decisión de la producción gringa provocó que no tocaran. Tenemos Explosivos supo dar la cara por las bandas nacionales entregando un show de calidad y muy disfrutados por los primeros que llegaban al recinto.

Sepultura, una banda de la casa.

El recinto de Macul marca 33° de temperatura, el sol quema y hace arder la piel. Entre el público se ven metaleros, de negro, pero con sombrillas y paraguas. Hay que capear el calor a punta de agua y bloqueador solar. Anunciado a las 15.00 horas, pero quince minutos antes comenzó en el Knot Stage el show de Sepultura. El nuevo ajuste de horarios provoca que algunos “impuntuales” se pierdan la primera parte del show. El público a esa hora ya comenzaba a llenar ambos escenarios, a pesar del despiadado calor, Sepultura está lleno y con “Isolation” del álbum Quadra que por pandemia del Covid tardó en debutar en vivo y a esa hora ya desataba la locura. Seguridad tiraban agua con bidones de plástico, algunas chicas eran sacadas en brazos y otros escapaban del mosh con las zapatillas en la mano. En canciones como “Kairos” y “Propaganda”; el sonido ensordecedor de los brasileños consolidaba el show y Andreas Kisser es endiosado por quienes estábamos ahí. La banda es una de las más queridas del país y parte del cancionero sudaca que tanto amamos en esta parte del planeta. Son las 16.00 horas y siguen entrando en masa personas al Estadio Monumental y comienzan los primeros conflictos de la jornada. Falta de agua, baños atiborrados y anegados y con muy poca sombra para escapar del sol.

Trivium, los amigos del público.

Los estadounidenses de Trivium encabezados por Matt Heafy de origen estadounidense-japonés, conectaron de inmediato con el respetable público, los que disfrutaron mosheando en la infernal tarde de domingo con el buen sonido y gran espectáculo de la banda con temas como «Down From the Sky», «The Sin and the Sentence», «A Gunshot to the Head of Trepidation» e «In Waves» entre otros.

Bring me The Horizon, cómodos y a gusto.

Un sonido atípico para un festival con un cartel principalmente metal. A pesar de eso, sorprende la cantidad del público que está frente al show de Bring me The Horizon. No es primera vez que la banda se presenta en el país, la masividad y el buen sonido del show los consolida en el Knotfest Chile 2022. “Can You Feel My Heart” y “Shadow Moses” sorprenden lo coreadas y a pesar del repentino corte en la poderosa “Drown” los británicos son ovacionados a una hora difícil en el recinto. La banda se presentará en formato solitario el lunes 12 de diciembre en el Teatro Caupolicán teloneados por los estadounidenses Trivium.

Mr. Bungle, la brisa veraniega que amamos.

Otros queridos y ovacionados, una formación de lujo, un álbum de trash metal reciente y un público que hace la mitad del show. A pesar de haber tenido dos fechas en solitario en Santiago y otra en La Serena la banda es recibida con la expectación de recién llegados al país. Mike Patton como siempre el frontman casi chileno, acompañado de la nueva formación que tiene grandes exponentes del género como Dave Lombardo y Scott Ian; nada podría salir mal. Señor Bungle fue de la jornada festivalera, uno de los shows más poderosos, por grandes y sencillas razones: grandes canciones de la banda, covers como “Hell Awaits”, “World Up My Ass” y “Summer Breeze” versionados en forma increíble y un final con “Territory” de Sepultura con Andreas Kisser y Derrick Green como invitados para cerrar con broche de oro. Quienes vieron a la banda antes hacían notar el gran espectáculo que dieron.

Pantera, los embastes del Covid no pudieron contra la potencia de la banda.

Una inesperada bajada la de Rex Brown que fue reemplazado por el bajista que acompaña a Phil Anselmo en la banda Scour y The Illegals: Derek Engemann. Nuevamente el Covid nos quita una cuota de alegría, pero para sorpresa de toda la audiencia; Pantera nos entregó un show lleno de energía, que sonó potente, sólido y poderoso. Con un Phil Anselmo que llenó los vacíos de una banda históricamente golpeada por las muertes de sus históricos y emblemáticos integrantes: Vinnie Paul y Dimebag Darrell. Fue impresionante el efecto que tuvo en el público y confirma una regla que en el género los shows en vivo sin la audiencia comprometida no son nada. A pesar del calor que tenía abatidos a muchos y muchas y que los puntos de hidratación eran inexistentes, la cantidad de mosh pit en ambos lados del escenario y un Estadio Monumental lleno coreando “Walk” dejó hasta el más frustrado disfrutando un espectáculo que tuvo de todo; covers, homenajes para hacernos llorar y un frontman que ha logrado superar de todo en la trayectoria de la banda que lo consolidó en la escena metal mundial. Pantera toca el lunes 12 de diciembre con Sepultura como banda invitada, vale la pena repetirse el plato.

Judas Priest, 50 años de heavy metal celebrados en Chile.

La banda que ha influenciado a todas las importantes y relevantes del género metal; cincuenta años de carrera de Judas Priest; respeto y profunda admiración. La agrupación de metal que después de un supuesto show de despedida se sintieron tan a gusto tocando que no abandonaron los escenarios. Rob Halford a sus 71 años se paró frente a un escenario con los últimos instantes de la luz del día, con un sonido que se ajustó recién en “Jawbreaker”, cuando dejo de agarrar su oído y pudo levantar ambos brazos hacia la audiencia. Un gesto que el frontman realiza cuando ya está en sus anchas y cómodo en el escenario. Quienes amamos el metal, asistimos a conciertos y seguimos la trayectoria de las bandas exponentes, fuimos privilegiados al tener a Judas Priest en el Knotfest Chile 2022 y el festival también fue honrado con la presencia de la banda más longeva, única y vigente del rock. El show fue una lección de cómo puedes tener edad para caer en la categoría de anciano, pero acallar a la crítica interpretando una de las mejores canciones del metal como lo es “Screaming for Vengeance” como si fueras un jovenzuelo, cambiar prendas de vestir y crear un vestuario más impresionante que el anterior, entrar en la mejor moto del mercado con un látigo sadomasoquista entre los dientes para interpretar “Hell Bent for Leather” y saber que no está bromeando. Judas Priest mantiene joven a Rob, hace brillar con la vigencia de hace más de 30 años a un baterista como Scott Travis y una formación que en vivo revive los álbumes más importantes de la banda y que fueron semilla de toda banda que quiso hacer carrera en el género. Gracias Judas Priest, fue bueno saber al final que volverán.

Slipknot, la cabeza de cartel coronando su festival.

Un comienzo de antología para la banda anfitriona y con el mejor sonido de la jornada. Previo a escuchar la canción de Billie Jo Spears para ahuyentar los demonios, la audiencia se preparaba con máscaras, overoles y poleras de Slipknot, que durante todo el caluroso y agobiante día de sol estuvieron esperando a la banda. A pesar del gastadero de energía post show de Pantera el público los esperaba a la mitad del show de Judas Priest, señal de que lo que venía serio épico. Y lo fue, un show lleno de pirotecnia, una puesta en escena donde en cada rincón ocurría algo, fuego y humo y los músicos dándolo todo para terminar una larga jornada de la primera versión del Knotfest Chile 2022 en el Estadio Monumental. Un repertorio cargado a sus álbumes más exitosos como “All Hope Is Gone” y “Iowa” sin mayores sobresaltos ni inconvenientes, con un sonido y técnica de primer nivel (a esa altura del festival, todo estaba sonando en forma redonda) el show de Slipknot remató la jornada con creces, con un público, que a pesar de todas las dificultades que la producción no pudo sortear, salió contento y satisfecho, esperando que el festival continúe con otras versiones en el país. Porque no está de más decirlo; el público de este tipo de espectáculos convierte la experiencia en buena o mala y le da sentido a todo el resto.

Publicado el 13.12.2022
735 veces leido