• instagram
  • twitter
  • facebook
WS

«Donde Existas Yo Te Seguiré»: El emotivo y sólido regreso de Los Bunkers

Escrito por Karin Ramírez Raunigg – Fotografías por @godoyphotoshoot

Con estadio lleno, Los Bunkers sentencian su indiscutido regreso con el debut de un nuevo sencillo y confirmando un nuevo disco para este 2023.

El ejercicio de tomarse un tiempo siempre implica un acto de valentía. La incertidumbre, las trayectorias, las decisiones tomadas, los deseos no cumplidos, los anhelos alcanzados son solo algunas de las premisas que rondan en los hiatus de aquellas bandas que son parte importante de nuestra identidad; sin embargo, cuando el regreso de aquella banda se hace inminente, la emoción invade de formas misteriosas a la banda, su equipo, pero especialmente sus eternos seguidores

La noticia que estalla con la gira “Ven Aquí”, automáticamente es secundado por “No sabes cuánto te esperé”, porque así es el regreso de la banda penquista, una de las esperas más ansiadas del circuito nacional. Entradas que se agotaron en cosa de minutos, filas virtuales que colapsaron, miles a lo largo del territorio nacional guardaron con ansias aquellos e-tickets que les aseguran ser testigos privilegiados del regreso de Los Bunkers. 

El kick off de la gira que vuelve a traer a los escenarios a la banda ideóloga de “Vida de Perros” (2005) tuvo lugar el pasado 11 de marzo en el Estadio Santa Laura. Una instancia en que la espera se tiñó de grandes sorpresas, entre ellas la irrupción en los escenarios de Cancamusa, por lo que “Ven Aquí” se transformó en una verdadera fiesta.

Puntual a las 19:00 horas, Cancamusa irradia el escenario con especial carisma. Vestida con sofisticado traje negro, la multiintrumentista apuesta por dejar su corazón a disposición de las miles de personas que ingresan con especial rigurosidad al estadio de la Unión Española. En compañía de su eterna guitarra color turquesa, la artista nacional conquista con delicadeza a un público expectante y ansioso, con su primer álbum de estudio “AMOR MINIMAL”, publicado el 23 de febrero y que apuesta por ser disco revelación en la escena nacional.

Cerca de las 20:00 sube al escenario Marcelo Aldunate DJ set. Si tuviésemos que describir su show en un frase certera, no hay duda que sería “La simpleza de la tenacidad”, porque sí, el histórico fundador de la Radio Rock&Pop, quien se inició en la década de los 80’s, y que otorgó rebelde  protagonismo a la música chilena en contextos en que el predominio musical estaba en manos de música de habla inglesa, hoy el productor musical seduce a los miles de asistentes con clásicos como Billy Idol, The Ramones, The Clash, Los Prisioneros y Los Jaivas. 

Marcelo se despide, y entre vítores la gente agradece al “Tío” por regalarnos una hora de potentes clásicos que relatan nuestra historia en código músical, pero también construye el relato de la historia de la banda de rock que hoy nos congrega con la emoción más grande que nos puede regalar este 2023

20:55 y el Santa Laura se llena de familias y emocionadas infancias que asisten a su primer concierto, y qué maravilla experimentar como primer concierto, el regreso de una de las bandas que acciona como parte importante del adn del rock chileno. 20.58 y el público no para de vitorear de forma espontánea “Olé, olé, olé, olé… Bunkers, Bunkers”. 21:00 se apagan las luces, el escenario roba especial atención con las gráficas que traducen “Solsbury Hill” de Peter Gabriel, track que también comparte de forma simbólica una parte del relato narrativo de la banda penquista que a las 21:01 ilumina el escenario y sucumbe ante su fanaticada en genuino afecto. 

“Miéntele” fue el track encargado de dar inicio a la gira que, por fin, los trae de regreso. Sin descanso avanzan con “Te Vistes y Te Vas” y “Yo Sembré mis penas de amor en tu jardín”, y así fue como en menos de 15 minutos, ya nos habían metido tres indiscutidos de su carrera.

Con especial candidez se dirigen al público, agradecidos por jamás haberlos perdido de vista, por jamás haber dejado de creer en el proyecto de cinco jóvenes de región que en rebeldía, decidieron tomar inspiración histórica del rock inglés, para llevarlo a lugares que han sido invisibilizados sin cuestionamiento alguno. 

Avanzamos a la memoria y patrimonio intangible de Silvio Rodríguez con clásicos del disco de covers “Música Libre” (2010) como “Santiago de Chile” y “Quién Fuera”. Retornan a tracks que canalizan la identidad de la banda como “Una nube cuelga sobre mi”, siendo este especial tema dedicado a todas las familias e infancias que asisten a su primer recital, rememorando la caótica ternura de 31 Minutos y su aparición en dicho videoclip. Le secunda “Las cosas que cambié y dejé por ti” y “No Necesito Pensar”. 

Extasiados por la enérgica recepción de una comunidad que en 30 minutos ya estaba a sus pies, el quinteto se dirige a las y los asistentes con especial emoción. Lo que para todas y todos el regreso de Los Bunkers significó una potente sorpresa, que se tiñó de un manto de dudas respecto de su continuidad, hoy tenemos todas las respuestas que necesitábamos, porque la banda sorprende con el lanzamiento de “Rey”, primer sencillo de su nuevo disco, logrando materializar que el regreso de la banda es “con todo, sino para qué”. 

Entre gráficas de apoyo que se localizan en el Parque Ex-cárcel de Valparaíso, el quinteto sureño se hace cargo de una de las mayores críticas a un engranaje sistémico urbano que posiciona a las grandes metrópolis como un nodo de exclusión. La performatización audiovisual de lo que puede ser el videoclip de este sorpresivo track, es concordante a un mensaje de lucha histórica contra las desigualdades que configuran los sistemas sociales de orden capitalista, mismo mensaje que los volvió a reunir en diciembre del 2019 cuando Chile repletó las principales arterias de nuestros territorios clamando por el piso mínimo de dignidad en contextos de capitalismo y necropolítica

El segundo bloque enmarca la humildad más pura de volver a las guitarras “de palo”, instrumento que les permitió soñar lo que hoy es una realidad. Situados en la pasarela del estadio, y al más puro estilo de su presentación en el Festival de Viña 2012, la banda asombra con “Pequeña Serenata Diurna” de Silvio Rodríguez, para explotar con “La Exiliada del Sur”, donde tímidas lágrimas se toman los rostros de algunas y algunos asistentes. Le sigue “El Detenido” para sellar con especial vulnerabilidad en “Si estás pensando mal de mi”. 

Vuelven al escenario principal para finalizar con los clásicos que construyen la identidad estructural de la banda penquista como “Fantasías animadas de ayer y hoy”, “Pobre Corazón”, “No me hables de sufrir” y “Ven Aquí”. Sin embargo, la emotividad se instala como compañía indisociable de las y los miles que se congregaron con puntualidad en el Estadio de Independencia, por lo que “No hay nada nuevo bajo el sol” y “Canción para mañana” se vuelven más desgarradoras que nunca. 

Cerrando el show, la banda hace vivida la intención de no volver a dejar los escenarios, con dos encore la banda se despide interpretando “Entre mis brazos”, “El Necio”, “Llueve sobre la ciudad” y la tan esperada y vitoreada “Miño”, un track que lejos de rimbombancias, se instala en la memoria colectiva como uno de los temas más importantes de la banda por su historia, significancia, memoria e impacto cultural, ya que la memoria y lucha de Eduardo Miño, hoy y siempre estarán en los corazones de aquellos que en sus almas desbordan humanidad y que se inmortalizan en este emocionante track. 

El cierre definitivo se sentencia con broche de oro al interpretar “La era está pariendo un corazón”. Un público agradecido hasta las lágrimas retorna a sus hogares con todas sus deudas saldadas. La sorpresa de un regreso luego de casi una década de silencio, impacta en seguidores como la oportunidad de rememorar nuestras historias en conjunto a la banda que regala emociones en la sencillez de una retórica sin complicaciones. La madurez, el ejercicio de tomar distancia y mirar con perspectiva dotan de relevancia la presentación de la banda nacional, porque el tiempo jamás es verdugo, sino que un compañero consejero que habita en nuestra subjetividad para mostrarnos que los trayectos tomados no fueron malas decisiones.

La primera cita de “Ven Aquí”, es el verdadero “No sabes cuánto te esperé” desde fanaticadas que les siguen históricamente, fanaticadas que los conocieron en esta década de pausa, familias que se conforman y crecen en el legado de Los Bunkers, pero también es la experiencia vívida de que Los Bunkers regresan como la banda más importante y popular del rock chileno en los últimos 20 años. «Ven Aquí» es también «Donde existas yo te seguiré», porque miles a lo largo del territorio se congregaron para la primera cita de este regreso tan ansiado, porque no hay tiempo ni pausas que permitan romper el lazo histórico de Los Bunkers con su público que declara al unísino «Te seguiré, a la velocidad de la luz»

Fotos Los Bunkers

Fotos Cancamusa

Publicado el 12.03.2023
660 veces leido